HISTORIA DE LAND ROVER

El primer Land Rover surgió en la posguerra británica, en 1948, durante un periodo de escasez de acero: un vehículo enfocado al trabajo, brillantemente sencillo e ingenioso y fabricado en aluminio. Los hermanos Spencer y Maurice Wilks, que trabajaban para la Compañía automovilística británica Rover, crearon un nuevo concepto de vehículo que combinaba la simplicidad de un utilitario con la robustez y sobriedad de una herramienta de trabajo.

En la década de los 60 hubo una demanda significativa de vehículos con tracción a las cuatro ruedas y Land Rover se encontraba en primera línea de este nuevo y emergente mercado.

Range Rover, presentado en 1970 con un éxito rotundo. Su impactante diseño fue inmediatamente aclamado cuando se presentó en el Louvre de París. Pero lo que ofrecía el vehículo no era sólo confort y una buena imagen: un comandante del ejercito británico condujo un Range Rover con total seguridad desde Anchorage en Alaska hasta Ushuaia en Argentina, una agotadora prueba de seis meses que muy pocos vehículos habrían superado.

La evolución de Land Rover y del Range Rover continuó a través de las décadas de los 70 y 80, los vehículos de Land Rover adquirieron reconocimiento en eventos como el rallie París-Dakar, siendo ejemplo de la robustez de los vehículos de la marca.

Hoy día, Land Rover es la única compañía que sólo fabrica vehículos 4x4 con tracción permanente. Esta pura dedicación es quizás una sencilla razón por la cual los valores de Land Rover destacan de forma tan obvia en sus vehículos: libertad, aventura, valor y, sobre todo, autenticidad.

A la venta en 142 países, Land Rover ha viajado desde un producto utilitario básico en 1948 hasta una leyenda del motor como es el nuevo Range Rover que salió de las líneas de producción en 2002. Pocos productos pueden alcanzar el reconocimiento y el respeto que normalmente se otorga a los vehículos Land Rover. Pero quizás la aprobación definitiva de los valores de Land Rover provenga de los propios vehículos: tres cuartas partes de todos los Land Rover fabricados siguen funcionando hoy día.