HISTORIA DE MASERATI

La marca italiana de automóviles deportivos Maserati fue fundada en Bolonia por Alfieri Maserati en 1914. El emblema de Maserati es el tridente, inspirado en la estatua de Neptuno que adorna la Plaza Mayor de Bolonia.

La marca fue adquirida en 1937 por el empresario Adolfo Orsi, bajo cuya dirección Maserati produjo los primeros automóviles en los que el lujo recibió la misma atención que la potencia. En 1968 Maserati fue adquirida por Citroën, que a su vez la vendió en 1975 a un consorcio administrado por el ex piloto de Fórmula 1 argentino Alejandro de Tomaso. De Tomaso, con ayuda del diseñador Ghia, creó algunos de los automóviles más interesantes de todos los tiempos: Ghibli, Khamsin, Bora, Kyalami y los modelos biturbo, entre otros. Estos nombres fueron tomados de famosos vientos de África y Asia.

En 1993 Maserati fue comprada por Fiat S.p.A.

Es de destacar el historial deportivo de la marca, con presencia y triunfos a nivel internacional durante las décadas de 1930, 1940 y 1950. Los puntos máximos de esta actividad fueron los campeonatos mundiales de Fórmula 1 obtenidos con Juan Manuel Fangio en 1954 (compartido con Mercedes-Benz) y 1957. También figuran en el palmarés de la marca las 500 millas de Indianápolis de 1939 y 1940, con Wilbur Shaw al volante. El último triunfo de un motor Maserati en Fórmula 1, equipando un chasis Cooper, fue el Grand Prix de Sudáfrica de 1967 que ganó Pedro Rodríguez.