HISTORIA DE MINI

El desarrollo del Mini comenzó como plan secreto en 1957. El proyecto se conoció como ADO15, acronismo por Austin Drawing Office o Amalgamated Drawing Office. El número 15 significaba el número del proyecto.

Un inmigrante turco, Alec Issigonis, fue elegido para el diseño porque ostentaba en su haber el gran éxito obtenido con el diseño de otro coche inglés, el pequeño Morris Minor.

En apenas dos años el vehículo materializó. El prototipo, conocido cariñosamente como La Caja Anaranjada, porque ése era el color que llevaba, fue presentado en octubre de 1957. e inmediatamente comenzó a producirse en serie en las plantas de Longbridge, en Birmingham, y Cowley, en Oxford.

La versión de producción fue mostrada a la prensa en abril de 1959, y el 26 de agosto de ese mismo año Mini fue anunciado oficialmente al público. La primera unidad fue registrada como 621 AOK, y hoy se encuentra en exhibición en el Heritage Motor Centre en Warwickshire.

La carrocería era modesta, aunque no podría decirse que fuese particularmente fea. El coche tenía tres y los cristales de las puertas delanteras eran deslizantes horizontalmente, esto posibilitó que los paneles interiores de las puertas incluyesen un modesto bolsillo... ¡en el que cabía una botella de ginebra Gordon's según lo decidió Issigonis.

El Mini Mark I debutante se vendió inicialmente por $800, y bajo dos nombres: Morris Mini-Minor, y Austin Seven.

Aunque hemos estado citando al coche como Mini Cooper, en realidad este doble nombre lo adquirió como apellido al producirse luego la versión deportiva creada por John Cooper.

El vehículo fue un éxito instantáneo de ventas,  para 1960 se habían producido 1 millón 190 mil Minis. Intrigado, Ford adquirió una unidad, que desmanteló, y para competir directamente, sacó el Ford Cortina, más grande,  pero igual de económico.
Mini sobrevivió, el Cortina, no...